Cadenas

Las cadenas son piezas clásicas de joyería que están formadas por una serie de eslabones enlazados entre sí. Su origen se remonta a tiempos prehistóricos, pues ya en la Edad de Piedra se usaban conchas, huesos y piedras para hacer cadenas y collares con los que ornamentar el cuerpo. Más tarde, con la aparición de los metales, se empezaron a fabricar cadenas de oro, plata y cobre. A lo largo de la historia, las joyas siempre han sido muy valoradas por la sociedad, con una gran carga simbólica para las diferentes culturas. No obstante, las cadenas que ahora gozan de tanta popularidad, no siempre fueron lucidas con fines estéticos, sino que estuvieron muy ligadas a la pérdida de la libertad. Por suerte, con el paso del tiempo el significado de las cadenas ha ido adquiriendo connotaciones mucho más positivas: estatus, protección y fidelidad.

Comprar cadenas con diseños exclusivos

Cortas o largas, finas o gruesas, modernas o clásicas... las cadenas son accesorios ideales para combinar con otras joyas o para lucir en solitario. Se pueden usar alrededor del cuello, de las muñecas, de los tobillos y también de la cintura. En Apart contamos con una amplia variedad de cadenas para hombres, mujeres y niños fabricadas en diversos materiales, como oro, plata, bronce y acero. Si navegas por nuestro catálogo de joyas, podrás encontrar desde los modelos más sencillos, hasta los diseños más originales y sofisticados. ¡Tenemos la cadena perfecta para ti!

Tipos de cadenas en joyería

A la hora de fabricar cadenas para el cuello se pueden utilizar muchos patrones y formas diferentes de eslabones. Si bien estos diseños han ido evolucionando con los años, hay algunos especialmente conocidos que concentran una mayor demanda. Veamos cuáles son:

  • Cadena forzada o de cable: Se trata de uno de los estilos de cadena más clásicos y también más extendidos. Está creada a partir de eslabones ovalados entrelazados que no varían en tamaño y suele combinar bien con colgantes pequeños.
  • Cadena calabrote, ancla o marina: Sus eslabones, con doble orificio, están inspirados en la cadena náutica que se utiliza para anclar un barco. Se puede encontrar en versión hueca o maciza y fue dada a conocer por la marca Gucci (de ahí que también se la llame popularmente cadena Gucci).
  • Cadena barbada: Fina o gruesa, la cadena barbada reúne lo mejor de un diseño clásico y moderno a la vez. Se compone de eslabones planos, de tamaño similar y muy juntos, que pueden presentar un acabado diamantado o no.
  • Cadena fígaro: Se trata de un diseño de origen italiano que debe su nombre a la famosa ópera “Las Bodas de Fígaro”. Surge de una modificación de la cadena barbada, donde los eslabones planos entrelazados varían en tamaño. Así, la cadena fígaro se caracteriza por alternar tres eslabones cortos seguidos de un eslabón largo, formando un patrón repetitivo.
  • Cadena de caja, veneciana o briolette: Este tipo de cadena suele ser fina, resistente y mayoritariamente usada por mujeres. Está compuesta por eslabones pequeños con forma de cubo enganchados entre sí, asemejándose a una fila de cajas superpuestas. De aspecto uniforme y elegante, resulta ideal para ser lucida sola o acompañada de un colgante.
  • Cadena de bolas: Está formada por pequeñas esferas de metal que tienen un agujero a cada lado y quedan unidas entre sí por un alambre o conector que pasa a través de dichos agujeros. Las cadenas de bolas pueden ser sólidas o huecas. Además de usarse para portar colgantes, también se utilizan frecuentemente con medallas, placas de identificación y llaveros.
  • Cadena de serpiente, de cola de topo o de cola de ratón: Sus distintos nombres hacen referencia al parecido que tiene esta cadena con el cuerpo cilíndrico y flexible de una serpiente (que igualmente podría recordar a la cola de un ratón o de un topo). Se trata de una pieza moderna y juvenil, hecha de placas ligeramente curvadas que se entrelazan sin dejar ningún hueco entre ellas.
  • Cadena de espiga de trigo: Es una cadena cuyos eslabones ovalados están plegados sobre sí mismos creando una especie de trenza en forma de “v”. Un diseño muy apreciado por las mujeres, que transmite delicadeza y sofisticación a partes iguales.
  • Cordón salomónico: Cuando hablamos de cordón nos referimos a una cadena que, por la manera en que se enlazan sus eslabones retorcidos, adquiere un aspecto similar al de una cuerda. En concreto, el cordón salomónico es un modelo de cadena semi-hueca y entorchada que encuentra su inspiración en las columnas salomónicas: con forma de espiral.
  • Cadena Singapur: El modelo de cadena Singapur también simula una cuerda retorcida, pero en este caso más plana que la salomónica. Es una pieza discreta y elegante que combina a la perfección con colgantes y medallas pequeñas.
  • Cadena cubana: Grande, robusta, llamativa y unisex. Así es la cadena de eslabones cubanos que utilizan tan a menudo los cantantes de hip hop y reggaetón. De aspecto tradicional pero con un toque moderno, y normalmente fabricada (o bañada) en oro amarillo.

Una vez que conoces las características de los distintos tipos de cadenas que existen, queda claro que hay algunas más indicadas para el día a día y otras que conviene reservar para eventos especiales, como bodas, comuniones, aniversarios o fiestas. Así, según la ocasión y la ropa que lleves, podrás optar por una cadena básica (con o sin colgante) o por otra más original.

Cadenas de diferentes materiales y tamaños

Aunque el estilo de las cadenas es sin duda lo que marca la diferencia, también es importante tener en cuenta los materiales con los que están hechas y, por supuesto, las medidas que tienen:

Cadenas de oro

El oro es un metal muy elegante y atemporal que combina fácilmente con cualquier prenda. Si estás pensando en una joya que aporte luz a tu rostro y te ayude a elevar a tu estilismo, opta por las cadenas de oro (amarillo, blanco o rosa). No sólo son perfectas para llevar a diario, sino que además te harán deslumbrar en momentos más formales.

Cadenas de plata

Por su atractivo y su versatilidad, las cadenas de plata también se encuentran entre las más populares. Suelen quedar muy bien sobre cualquier tono de piel, resultan muy combinables y proporcionan un look casual. ¿Buscas una joya que no condicione el color de tu ropa y resto de complementos? En este caso, las cadenas de plata son una excelente opción.

Cadenas de acero inoxidable

Las piezas de joyería hechas de acero inoxidable presentan una serie de ventajas sobre las que se fabrican con otros materiales: no se deforman ni se estropean con el paso del tiempo, no producen alergias, se mantienen libres de óxido y permiten la realización de grabados. Al igual que las cadenas de plata, las cadenas de acero son juveniles, favorecedoras y aptas para cualquier ocasión.

Cadenas largas y cortas

Dependiendo de tu propia complexión física y del uso que le vayas a dar a la cadena, te podrá interesar que ésta tenga mayor o menor longitud. ¿Cómo saber cuáles son las medidas ideales para tu cadena?

  • Si por ejemplo deseas utilizarla con una joya pequeña como colgante, será mejor que escojas una cadena corta (40-50 cm) que te ayude a lucir el adorno cerca del cuello, ya que de lo contrario podría llegar a pasar desapercibido.
  • En caso de que el colgante a portar sea de tamaño medio o grande, deberás buscar alargar la longitud de la cadena de forma proporcional. ¡No querrás que tu look parezca recargado por llevar una joya excesivamente grande junto al cuello!

Cadenas finas y gruesas

Al igual que sucede con la longitud, es fundamental saber seleccionar una cadena con el grosor adecuado en cada momento. Así, te asegurarás de lucir escote con estilo y de destacar tu precioso colgante (si lo llevas) como es debido. Siempre te recomendamos que el grosor o anchura de la cadena sea acorde al tamaño del colgante:

  • Si has elegido un colgante pequeño, con una cadena fina le darás mayor protagonismo.
  • En cambio, una cadena gruesa quedará fenomenal con colgantes grandes y vistosos. Pero también podrás llevarla tal cual, sin necesidad de acompañarla con ningún adorno.

¿Cómo escoger la cadena adecuada?

Las cadenas son joyas muy versátiles que nunca pasan de moda y a todo el mundo le encantan. ¿Cómo es posible eso? Pues por la infinidad de patrones, acabados, longitudes y grosores que existen. Además, como sabes, son fáciles de combinar con distintos tipos de vestuario, lo que las convierte en accesorios ideales para cualquier persona, independientemente de su edad. Sabemos que la elección de cualquier joya siempre es algo muy personal... ¿Buscas una cadena para tus colgantes y medallas? ¿Prefieres que los eslabones sean pequeños o grandes? ¿Te gustan los diseños extravagantes o más bien discretos? No te preocupes, porque has llegado al sitio indicado: sean cuales sean tus gustos, estamos seguros de que en Apart encontrarás alguna pieza que cumpla con tus expectativas. Descubre ya nuestra extensa gama de cadenas y decide cuál es la que mejor se adapta a tu estilo.

¿Quieres regalar una cadena a alguien especial?

Con tantos diseños, formas, tamaños y materiales para elegir, a veces acertar con la cadena perfecta puede resultar complicado; sobre todo cuando ésta es para regalar a otra persona. ¿No tienes claro cuáles son sus gustos? ¿Necesitas asesoramiento para seleccionar las medidas correctas? ¿Te apetece acompañar la cadena con un bonito colgante a juego? Pues tenemos una buena noticia: estamos aquí para ayudarte. Pregúntanos todas tus dudas a través del chat o visita cualquiera de nuestras tiendas. ¡Te estamos esperando! ¡Ah! Y no te olvides de seguirnos en las redes sociales para estar alerta de todas nuestras promociones y novedades.